GOBIERNONACIONALWEBv2

               Logo IGNTG 79px

Logo ANATI 79px

 

Introducción:
El concepto “Línea de Alta marea” tiene distintas connotaciones de acuerdo a la circunstancia o propósito del conocimiento de la misma; así por ejemplo encontramos varias definiciones producto de investigaciones realizadas por los estudiosos del comportamiento o el vaivén de las mareas. 
“La Línea de Más Alta Marea (LAM), es aquella línea definida por el máximo valor de altura de marea astronómica observada históricamente, exenta de deformación por agentes externos extraordinarios, cuyo plano es interceptado en el terreno de la playa adyacente”.

https://www.dhn.mil.pe/Archivos/Oceanografia/otros/lam.pdf

“La ubicación de la línea de más baja y más alta marea-LAM (para el caso marítimo) o de la línea de mínima vaciante y máxima creciente (para el caso fluvial) cuyo plano se intercepta con el terreno de la playa adyacente, con la finalidad de delimitar terrenos ribereños, delimitar el diseño de estructuras en zonas costeras, demarcar límites jurisdiccionales marítimos o fluviales, etc. Para el caso marítimo, esta determinación se realiza mediante el estudio de mareas (pleamares y bajamares)”.

http://estudioshidrograficos.com/servicios/linea-de-mas-alta-marea

Como se observa estas y otras más, definen la línea de alta marea como la intercepción del nivel de las más altas mareas en la anteplaya, considerada sin los efectos de agentes externos que varían ese nivel.

Antecedentes:
Promovido por el Programa Nacional de Administración de Tierras (PRONAT), en su momento, hoy parte de la ANAT, y con el interés de resolver o definir uno de los parámetros incidente en la delimitación de los predios costeros y/o insulares, se realizaron reuniones para discutir el tema de la "Línea de Alta Marea", cuya definición y materialización en sitio es de relevante importancia y que constituye el parámetro de delimitación para los trabajos de levantamiento de predios localizados dentro de la faja de los 200 metros (Área Costanera).

Al respecto de la titularidad de estas tierras, las normas especifican que la faja de los 200 metros se inicia a partir de la Línea de alta Marea hacia tierra firme, pero no establece la posición altimétrica de dónde se encuentra tal Línea, sin embargo, las adjudicaciones a título oneroso o concesiones que tramitaba la Dirección de Catastro y Bienes Patrimoniales (DCBP) del MEF, asumían y replanteaban la línea de Alta Marea localizada a los 18,6 pies a partir de la línea de baja marea media de sicigia. 

Figura5.jpg

La Autoridad Marítima de Panamá (AMP), en el proceso de otorgamiento de las concesiones de las riberas de mar, define ésta como la faja de terreno comprendida entre la línea de alta marea y una línea paralela a la distancia de 10 metros hacia tierra adentro. La AMP coincide con la DCBP en asumir que la línea media de alta marea de sicigia se localiza a una altura de 18,6 pies.

Consideraciones
En el informe rendido mediante el oficio Nº-01-97 de 2 de enero de 1997 por el Departamento de Estudios Especiales del IGNTG, indica que el nivel de mareas altas se establece al alcanzar la elevación de 2,08 metros desde las cotas de referencia de las líneas de nivelación referida al Datum de Cristóbal. 

Ahora bien, como quiera que en la práctica se toma como parámetro de partida la Línea de Alta Marea o Pleamar localizada a los 18,6 pie de la LMBM de sicigia, era necesario dar una respuesta y un procedimiento para el establecimiento de la misma en una forma científica.

Igualmente, estos estudios se asocian a los desplazamientos de las mareas, definidos como los movimientos de ascenso y descenso de las masas de agua planetarias, producidas por la atracción que ejercen los cuerpos celestes, principalmente el Sol y la Luna. Los factores que producen el ascenso y descenso del nivel del mar como la marea astronómica producida por la fuerza de atracción de gravedad ejercida por la luna y el sol, la marea meteorológica provocada por la presión y el viento, por la misma configuración de la costa y la batimetría de la zona. 

Por lo anterior se recomendó realizar un estudio de mareografía, al menos por un ciclo lunar, a tantos puntos como se requieran a lo largo de la costa, con el uso de mareógrafos portátiles por un periodo de dos meses por mareógrafo y que el IGNTG deberá establecer la red de puntos altimétricos (de nivelación), referenciada al Datum vertical utilizado en el país, con el objeto de trasladar las elevaciones ortométricas desde los bancos de nivel existente hasta los puntos nuevos, lo que conllevaba un esfuerzo económico significativo.

La finalidad de los estudios mareográficos, es la captura y procesamiento de datos de manera secuencial, de los diferentes planos de referencia vertical existentes, a nivel de las costas. Estas mediciones son de suma importancia para la planificación y desarrollo de obras de infraestructura ubicadas en franjas litorales, con aplicaciones directas en la determinación del control vertical nacional, a fin de dar la más representativa cobertura a la línea de costa e islas del país, con la finalidad de apoyar los estudios e investigaciones vinculadas a los procesos de inventario, evaluación, planificación y desarrollo nacional y regional.

Como no se dio la contratación para realizar este estudio, se procedió a realizar un estudio de los datos de las mareas aportados por el programa de mareas predichas para un periodo lunar de un mes, a partir de la luna llena de 5 de agosto de 2009 al día 3 de septiembre de 2009, que es el último día de cuarto creciente, pasando por las cuatro fases lunares, luna llena, cuarto menguante, luna nueva y cuarto creciente, para iniciar nuevamente la luna llena del siguiente periodo lunar. 

El estudio fue realizado a las estaciones de Puerto Armuelles, Isla Parida, Isla Cébalo, Bahía Honda, Punta mala, Bahía de Chame, Balboa, Boca de Río Chepo, Punta Gar achiné y Bahía Piña.
En el cuadro siguiente se observa en la primera columna el nombre de la Estación y su posición geográfica, en la segunda columna el nivel de las líneas de mareas referido al nivel de bajamares y en la tercera columna se observa la amplitud de mareas.

Los valores plasmados en el cuadro son el resultado estadístico de los datos obtenidos del programa de mareas predichas, como fue indicado anteriormente.

Se pudo observar que los valores resultantes no son iguales para todas las estaciones, que el comportamiento de las diferencias no es uniforme, lo que indica que la línea de alta marea o pleamar no es la misma para todo el litoral, que sus diferencias no son uniforme e igualmente su amplitud.

Figura6

Obsérvese en el grafico anterior el comportamiento de las diferentes líneas de mareas, en donde se tiene que entre Puerto Armuelles e Isla Parida se registra un incremento de seis décimas de pie y que de esta se incrementa tres décimas de pie hasta llegar a Bahía Honda, manteniendo el nivel sin incremento hasta Isla Cébalo, desde donde desciende una décima de pie hasta llegar a Punta Mala.

La línea de alta marea en Punta Mala es 11.6 pies la que se incrementa en 6.4 pies a llegar a Bahía Chame, esta diferencia es muy significativa, y como hemos observado la variación no es lineal, constante ni sistemática, por lo que queda un vacío en la determinación de la línea de alta marea para este sector. 

Figura7

De la estación de Bahía Chame a la estación de Balboa se incrementa el nivel de marea en cuatro décimas de pie, y lo mismo desciende hasta llegar a la estación de Río Chepo. Aparenta haber un aumento y disminución proporcional entre estas tres estaciones, tomando como centro la estación de Balboa.

De la estación de Río Chepo a la estación de Punta Garachiné se continua el descenso de la línea de alta marea hasta llegar al nivel de 16.1 pies, apreciándose un incremento de 1.9 pies.

De la estación de Punta Garachiné se observa un descenso de cuatro décimas de pié para alcanzar una altura de 15.7 pies a la Estación de Bahía piña.

Este estudio nos motiva a proponer una red de mareógrafos ubicados estratégicamente tal como se observa en el siguiente mapa.

Conclusión
Con lo visto anteriormente hemos verificado que la línea de alta marea no es constante a todo lo largo del litoral Pacífico de nuestro país y que es de relevante importancia prestarle la atención debida a través del Instituto Geográfico Nacional, dotándolo de las herramientas, equipos especializados y personal capacitado para realizar, por lo menos, el estudio mareográfico en forma continua y permanente, que le permita obtener conocimientos del comportamiento de las mareas en las costas panameñas, requeridas en la determinación de los planos horizontales, de referencia de las mareas para uso con fines de ingeniería, derivación de datos para la predicción de las mareas, obtener informes de altura media y extremas de la pleamar y bajamar, que son necesarios en la construcción de muelles, puentes, marinas y otras obras, en las cuales las condiciones de la marea constituyen factor de importancia, obtener datos para el estudio del movimiento de la corteza terrestre, la observación ininterrumpida de mareas en cierta región ofrece datos e información que son requeridos en los procesos legales que envuelven intereses marinos de particulares y del estado. 

Este proyecto plantea el estudio mareográfico considerando estaciones de mareografía distribuidas a lo largo de ambas costas panameñas, Pacífico y del Caribe que permitan determinar alturas de las mareas medias, pleamares y bajamares, estableciendo a intervalos una poligonal altimétrica costanera, que será la referencia para la ubicación del límite o línea de alta marea del sector o zona costera.

CatProdyServ

Ubicación del IGNTG

 

Youtube ANATI